¿Cuál es el precio de una locución?
Cómo calcular una tarifa de locutor

¿Cuál es el precio de una locución? Hoy vamos a descubrir cómo calcular una tarifa de locutor. Dependerá de algunos factores y del tipo de proyecto.

Una de las preguntas que más le hacen a un locutor, no tiene nada que ver con la calidad de sus locuciones. Tampoco con la acústica de su cabina de grabación insonorizada. ¿Por qué un locutor online cobra lo que cobra?

Si has aterrizado en este post buscando mis tarifas, puedes encontrarlas en este enlace. También puedes escribirme para conocer el precio exacto de la grabación que tienes en mente.

Vamos a hablar de uno de los temas tabú y que más recelos causa en el sector de la locución profesional. Sin embargo, a pesar de que no se habla mucho de ello, nuestros clientes no piensan en otra cosa. Hoy vamos a hablar del precio de una locución y de cuanto gana un locutor. Para empezar, tenemos un recurso en el que nos podemos basar para saber el precio de una locución. La General de Locutores realizó en 2011 una tarifa que nos puede servir como guía.

¿Cuánto cuesta realmente una locución?

Es hablar de dinero y a todos se nos abren las pupilas.

Cuanto puede costar contratar a un locutor depende mucho del caché y “la fama” que su voz tenga en el mundillo. Muchos clientes quieren voces que resulten conocidas y cuantos más trabajos importantes hayas realizado más querrán contratarte. Como seguro sabrás, en la televisión se acude mucho a los actores de doblaje para la locución de spots, ya que su voz nos suele sonar a todos y nos resulta más familiar (además de que son excelentes profesionales con años de experiencia).

Sin embargo, los actores de doblaje pueden ser también los más caros, ya que el volumen de trabajo que suelen tener les impide aceptar encargos por debajo de ciertos precios.

Además del caché que pueda tener un locutor, hay otros elementos que suelen indicarnos cuánto puede costar una locución. Como estamos en un libre mercado, cada uno puede cobrar lo que quiera. Pero hay unos mínimos que se suelen respetar. Sobre todo, porque a final de mes hay que pagar facturas y gastos (y no hablemos a final de trimestre…).

El precio de una locución

Si eres locutor y estás empezando, sigue leyendo. En este artículo encontrarás algunos tips que te ayudarán a saber cuánto deberías cobrar en tus locuciones.

¿Me vas a cobrar tanto? Pero si no te cuesta nada!

Antes de meternos en faena con los precios de una locución, quiero detenerme en el sonrojo que estos precios suelen causar a algunos clientes.

En otros sectores profesionales (electricista, mecánico ) los precios están mucho más aceptados. Cuando un técnico acude a tu casa a reparar tu lavadora, das por hecho que te va a cobrar lo que tiene que cobrar. Normalmente te puede parecer una barbaridad para 10 minutos que le ha llevado el trabajo. Pero la formación que ha recibido, su alta especialización y el hecho de estar dado de alta (seguramente como autónomo) le llevan a cobrar esa cifra por su profesionalidad. Y normalmente a eso no le vamos a poner pega.

¿Cuanto gana un locutor? Depende de algunos factores.

Sin embargo, el mundo de la locución es mucho más desconocido. Raramente alguien se cuestiona la formación y horas de práctica que tiene que tener un locutor para enfrentarse a un texto. Ni la preparación que ese texto tiene previamente antes de comenzar la grabación.

Aquí hago un alto nuevamente en el camino para contaros que he visto a gente no-profesional pasarse más de una hora para grabar una cuña de radio y hacerlo pésimamente. Esto supone un alto precio en tiempo perdido y la calidad tan baja obtenida (que nos obligará a tener que volver a grabar, esta vez con alguien profesional). Pero sigamos con lo nuestro.

En el mundo de los locutores freelance que tienen estudio propio, tampoco se tiene en cuenta el enorme coste de los equipos que se utilizan para que la grabación tenga calidad y suene limpia. Sin embargo, si el locutor graba en un estudio profesional, habrá que sumar el coste de contratar el estudio y el técnico de grabación durante el tiempo necesario para realizar el trabajo.

Realmente, el precio nos va a dar una idea de lo profesional que puede ser un locutor sin necesidad de escuchar sus demos. Ya que un locutor que cobra demasiado poco, a menudo no tendrá preparación o conocimiento del sector, ni tendrá el equipamiento necesario para llevar a cabo un trabajo de calidad sin ruidos molestos ni fallos en la grabación (clips, popeos, ruidos eléctricos…). Si un locutor no es profesional, se notará en su trato con el cliente y en la capacidad de resolución ante posibles conflictos o imprevistos. ¡Un desastre!

Un locutor profesional o un locutor online, tendrán a su disposición el equipo necesario para realizar una grabación con calidad. Tienen experiencia y pueden aportarla en la locución del texto, extrayendo de él matices que ningún otro podría.

Cuanto cuesta un locutor

¿Cómo saber el precio de una locución?

Pero vamos a ver! Entonces ¿como sé lo que puede costar una locución exactamente? ¿Cuanto gana un locutor?

Si has leido el post paso a paso sin saltarte nada, ya te habrás dado cuenta de que son varios los factores que pueden afectar al precio de una locución. Desde la profesionalidad del locutor, el equipo y otro personal que pueda hacer falta para realizar la grabación, hasta la fama o el caché del locutor que queremos que grabe para nosotros.

Pongamos que ya tenemos claro qué locutor queremos que realice el trabajo y que no tenga un caché muy especial. Los locutores no cobramos solo por el trabajo en sí de locutar el texto. No se trata de leer en voz alta, como algunos piensan. En nuestro caso no cobramos por horas trabajadas, aunque una hora sí puede ser la medida mínima para algunos trabajos. Los locutores cobran por el trabajo realizado y por los derechos su nuestra voz y el uso que se va a hacer de ella. Por eso, hay algunos factores que le ayudarán a fijar el precio de la locución que necesitas.

¿Necesitas conocer mis tarifas como locutor? Echa un vistazo en este enlace.
También puedes escribirme para conocer el precio de tu locución.

Tipo de locución o uso

Es, posiblemente lo primero que queremos saber cuando nos enfrentamos a un proyecto como locutores. Qué tipo de uso se va a hacer de la locución y cual es el fin. Aunque no es algo determinante para el precio final, sí nos da una pista del rango de precios por el que nos podemos mover. Dependiendo de si el trabajo es para un spot de televisión, un e-learning o una cuña de radio, podemos hablar de precios muy diferentes.

Emisión o distribución

En este tipo de productos, como puede ser una locución o los derechos de una canción, el precio puede cambiar conforme al tipo de distribución o emisión que se va a hacer del trabajo final. No es lo mismo que una cuña de radio vaya a sonar en una sola radio en una ciudad, que en multitud de emisoras por todo el país.

Texto de la locución: Número de palabras o duración

El número de palabras determinará mucho el precio de la locución. Pero antes debemos conocer el uso que se va a hacer de la grabación. No se cobrarán igual 10 palabras en un spot que en una locución para un podcast. Hay trabajos en los que se presupone que los textos son más largos y por ello, el precio de cada palabra disminuye drásticamente.

En un e-learning es seguro que tendremos que grabar bastantes más palabras que en una cuña de radio. Pero el precio de cada palabra o cada minuto se tarifica de forma diferente en cada tipo de producto.

Periodo de uso

Volvemos a hablar de los derechos de uso sobre la voz. Un locutor te puede dar permiso para utilizar esa grabación durante un periodo concreto. Finalizado ese tiempo, si vas a seguir usando la pieza, tendrás que volver a hablar con él y solicitar que te renueve la licencia de uso. En muchos casos, esto es innecesario, ya que en publicidad las campañas no suelen durar mucho y en otros formatos, los precios de la locución ya tendrán en cuenta que se va a hacer un uso prolongado de ese trabajo.

Dificultad de la locución y retakes

En menor medida, otros factores como la dificultad que pueda tener una locución puede hacer que resulte un poco más cara. Si el texto incluye palabras o frases en otros idiomas, términos extraños (médicos o técnicos) o interpretación de varios personajes en una sola voz (audiolibros), el coste final puede ser diferente.

Otro de los factores que puede influir en el precio de una locución es que haya que realizar rectificaciones del texto una vez grabado y haya que re-grabar (retake) de nuevo algunos fragmentos del audio. Esto es bastante complicado ya que el locutor se tiene que poner en situación (sobre todo si es un día de grabación diferente) y tiene que intentar que su voz suene igual para que no se noten saltos. Esto sin tener en cuenta otros detalles técnicos como la posición del micro, la distancia a la boca o la ganancia utilizada, que pueden variar el sonido enormemente de la toma original al retake.

Locuciones

¿No me vas a mandar los off?

Antes de dar este apasionante tema por zanjado, quiero analizar un detalle más sobre los derechos de la voz. Un off es la grabación de la locución limpia. A menudo sin ningún tipo de procesado de audio y por supuesto, sin ningún ruido. En muchos casos, el cliente puede pedir el off al locutor, pero en muy pocos lo hará por razones lícitas. Me explico:

Cuando pedimos precio a un locutor, además de pedirle que dedique el tiempo necesario a grabar las tomas, le estamos solicitando la licencia de uso de su voz para un trabajo muy concreto. Se puede firmar en un contrato donde se estipule que permisos concede el locutor, pero la simple contratación por email dejando claras las condiciones de uso puede dejarlo patente.

En el caso de que un locutor grabe una voz para un spot o para un indicativo de radio, significa que su locución se puede usar SOLO dentro de ese proyecto concreto. Si, como yo, el locutor suele hacer también la producción sonora, se podrá ahorrar enviar el off al cliente final, evitando así un abuso en el uso de su voz en un futuro. El locutor siempre va a procurar que su voz se use para lo que se ha pedido y puede tomar acciones legales si esto no es así. Cuando el cliente sea una productora o un estudio, se entiende que van a guardar las locuciones en off y no van a hacer uso de ellas sin permiso del locutor. Pero cuando el cliente final solicita las voces, suele ser para ahorrarse volver a contratar al locutor en un futuro y eso es un uso abusivo.

Cuando contrates a un locutor, habla con él y define qué uso se va a hacer de su voz. Porque si necesitas que te envíe las grabaciones en off, seguramente el presupuesto puede subir bastante ya que estará previendo que vas a usar la locución para más cosas.

Por ejemplo: Si contratas a un locutor para grabar 2 indicativos de radio con dos frases diferentes y acabas haciendo 5 montajes con cada grabación, estarás haciendo 10 indicativos. En ese caso, el locutor no estará cobrando lo que se merece.

Por este motivo, en mis presupuestos suelo incluir muchas veces la licencia de uso por periodo indefinido con el fin de evitar que el cliente tenga que volver a renovar los derechos pasado un tiempo.

Como podéis ver, un locutor no puede dar precios cerrados porque cada trabajo puede tener unas características muy concretas. Pero siempre es importante fijar de entrada las condiciones de la contratación para evitar mal entendidos, malos rollos y enfados. Que todo el mundo cobre lo que merece por su participación en un proyecto siempre es lo mejor para todos, incluido para el cliente que pone el dinero.

Configuración de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.