Blog

¿Por qué el podcast no es igual que la radio?

Vuelvo a romper una lanza a favor del podcast, una vez más. Quiero explicar de una manera sencilla, por qué el podcast no tiene que ser igual que la radio y que es lo que puede ofrecer el podcast nativo.

Si tienes una cierta edad, seguro que recuerdas haber utilizado una cinta de cassette para grabar una canción de la radio, un partido de futbol o un programa. Éramos podcasters y no lo sabíamos! Sin embargo, la cosa ha evolucionado mucho después de eso y la tecnología nos permite crear contenidos muy específicos y distribuirlos en audio.

Escribo este post desde mi amor a la radio, pero cansado de que se confunda con el podcast. Dos productos que pueden converger, pero que ofrecen diferentes ventajas. Muchos siguen pensando a día de hoy, que un podcast es un programa que se ha emitido por la radio, que ha sido grabado y colgado online. Y no están del todo equivocados. Pero el podcast puede ser mucho más que un programa que ha sido emitido en directo. Un podcast puede ser un contenido de audio grabado y editado para distribuirse únicamente a través de Internet como contenido a la carta.

Al igual que ocurre ya con las plataformas de vídeo, el contenido a la carta comienza a ser consumido y exigido por los usuarios. En nuestro día a día tenemos cada vez menos tiempo y estamos constantemente bombardeados de noticias y contenidos a través de las redes sociales. Nos sentimos más responsables de nuestro tiempo y por eso, como usuarios, nos gusta consumir directamente lo que necesitamos y nos gusta, aprovechando esos pocos momentos de tiempo libre. El podcast puede ofrecer en ese ámbito, porque , al igual que la radio nos permite realizar otras tareas, pero con la diferencia de que el podcast puede tener en cuenta los hábitos de consumo acortando su duración para ir al grano, sin rellenos.

La diferencia entre el podcast y la radio es clara. El podcast me permite escuchar lo que quiero cuando quiero.

Jorge García | Track Pro

Como dice mi amigo Jorge, el podcast ofrece algo que la radio nunca podrá ofrecer. La radio nos aporta inmediatez, información, cercanía y muchas cosas más y está genial. Pero la radio (realizada en directo) está supeditada a lo que está pasando ahora, al directo y a una programación que obliga a que los oyentes que quieran escuchar algo, tengan que conectarse en un horario concreto (o esperar a que salga el podcast). La radio es lineal, no nos permite hacer saltos en el tiempo, se está escuchando ahora y tenemos que estar permanentemente conectados.

El podcast nativo en cambio, es un producto realizado sabiendo que el oyente puede estar escuchando en cualquier momento. Como decía antes, está pensado para consumirse de otra forma y eso permite trabajar de otra forma. Permite realizar saltos en el tiempo e ir a lo que realmente nos interesa. Permite pausar y escuchar en otro momento, volver atrás… El podcast nos trae un nuevo tipo de narración que no necesariamente tiene que ser lineal. El oyente que va buscando un podcast, está dispuesto a hacer un esfuerzo para escuchar lo que quiere y tiene intereses mucho más concretos. Por eso, lo podcast nativos deberían ser más elaborados que un contenido meramente realizado en directo. Puede ser un contenido con más profundidad, con más detalle y mucho más especializado en una materia. Puede ser un contenido más breve, no necesitamos rellenar un tiempo de emisión.

El podcast permite la producción a gran escala, como es el caso de las ficciones sonoras, que han encontrado un nuevo nicho en las plataformas digitales.

Las marcas en los podcast

Estamos viendo como cada vez más marcas se atreven con esto de los podcast buscando una presencia diferente a la que ofrece la publicidad o la presencia en la radio tradicional. Buscan una cercanía con sus clientes, llegar a nuevos públicos, dar a conocer sus servicios o simplemente ofrecer contenido de valor relacionado con su actividad.

Aunque los podcast no tienen un alcance tan grande como la radio, cuentan con una audiencia más fiel, que normalmente realiza una escucha más atenta. El mensaje tiene un mayor calado y si se hace bien, logra convencer mejor.

Los podcast permiten que la marca se de a conocer en nuevos canales de comunicación y también permite dotar de contenido sus plataformas habituales como pueden ser la web o las redes sociales.

Son nuevos canales más económicos para las marcas que no necesitan grandes audiencias, sino llegar a un público objetivo muy concreto de manera efectiva. Internet permite llegar exactamente a nuestro cliente potencial sin realizar enormes campañas. Y eso se puede aprovechar con el podcast.

En definitiva, aunque muchos lo confundan o lo comparen con la radio tradicional, tiene un gran potencial que solo algunos saben aprovechar.