¿Cómo grabar un indicativo de radio?

Os quiero contar el proceso de grabar un indicativo de radio. Además, os voy a contar la diferencia entre un indicativo y un jingle de radio.

El trabajo de crear una nueva imagen sonora para una radio puede ser bastante complejo. Hoy os voy a contar como trabajo habitualmente y como es el proceso de grabar un indicativo.

Antes de empezar, me gustaría hacer una pequeña descripción de lo que consideramos indicativo de radio y qué es lo que lo diferencia de un jingle. Un indicativo puede ser una locución, un mensaje en que se menciona el medio o el programa que estamos escuchando. Acompañado también del conductor o presentador y algún slogan o claim. En radio musical, lo escucharemos siempre acompañado de música o bases rítmicas, efectos y muchas mezclas de voces. Pero, ¿qué es lo que diferencia a un indicativo (también conocido como liner) de un jingle?

El indicativo de radio suele estar locutado, mientras que el jingle está cantado sobre una base musical compuesta para la emisora, una voz canta el nombre de la emisora y el claim. Normalmente los jingles suelen ser más costosos de producir, ya que necesitamos componer la música (o adquirir los derechos sobre ella), grabar las voces y mezclar todo para que suene bien. Mientras que en un indicativo, la producción no requiere necesariamente a tantas personas y tanta labor de producción. Ambos suelen ser buenas elecciones para una radio-fórmula musical.

¿Quieres conocer algunos de mis trabajos recientes? En mi perfil de Soundcloud podrás ver algunos de los últimos.

Una vez visto esto, nos centraremos en los indicativos. ¿Cómo producimos los indicativos a nivel profesional? ¿Qué armas son necesarias durante el montaje? ¿Cuánto tiempo puede llevar producir un indicativo?

La idea, los textos

Cuando llega a mis manos un proyecto para producir un conjunto de indicativos, lo primero que hago es recabar información del cliente sobre el proyecto y las ideas que se quieren plasmar en la nueva imagen sonora. Reviso la página web de la emisora, las redes sociales y presto mucha atención al lenguaje que utilizan con sus oyentes. Al mismo tiempo, echo un vistazo a su actual imagen sonora y encuentro los puntos débiles que me gustaría fortalecer. Por ejemplo, si su estrategia está muy enfocada en las redes sociales pero no tienen indicativos que refieran a ellas, me ocuparé de eso. También es posible que tengan un sonido demasiado noventero y se trate de una emisora de música actual. La imagen sonora tiene que ser un reflejo de la música que suena en la emisora. Si la emisora es de rock, de electrónica o de clásicos de los 80’s eso deberá reflejarse en el sonido y estilo de sus liners.

Una vez que tenemos claros los puntos clave y lo que nos pide el cliente, suelo redactar los textos que voy a grabar o bien me los envía el cliente. Frases sencillas, con juegos de palabras, jugando un poco con el humor o haciendo un guiño al oyente. Los indicativos son pequeñas piezas muy bien armadas que tienen que gustar y no cansar con el tiempo, así que nada de experimentos muy raros.

Cuando todo está claro, me meto en la cabina para grabar los textos dándole el tono que la radio necesita. Si es otro locutor o locutora el que tiene que grabar los textos, intentaré que pille la idea que tengo en mente para que su voz encaje en los montajes que quiero hacer. En algunos casos, necesito locuciones muy rápidas o con un tono realmente energético para que acompañe al sonido que voy a crear.

Si quieres que te haga una propuesta personalizada y necesitas un presupuesto ajustado, ponte en contacto conmigo y cuéntame lo que necesitas.

La paleta de colores (o sonidos)

Una vez grabadas las voces nos metemos en el DAW, que es como un lienzo al que hay que poner color. Una vez que tengo claro el flujo de trabajo y de mezcla, empiezo con las voces, dándoles el sonido que necesitan para aportar carácter a la marca. Tienen que sonar imponentes pero sin pasarse. Si comprimimos demasiado las voces puede resultar algo cargante y generar agotamiento a los oyentes. Para el procesado de voces, me gusta mucho imitar lo que se hace fuera de España, en países como UK o EE.UU.

Juego con palabras, repeticiones, ecos utilizando diferentes pistas y en cada una de ellas un efecto diferente. A la hora de montar cada indicativo me dejo llevar y dejo que en esta fase la creatividad tome el control. El proceso es muy orgánico. Cuando tengo el esquema claro, añado la base musical (si es necesario) y los efectos. Como llevo unos cuantos años haciendo esto, tengo ya unas cuantas librerías de efectos, lo que puede llegar a alargar el proceso de búsqueda del sonido ideal, pero del mismo modo aumenta la creatividad.

El proceso de creación suele ser bastante orgánico para mi y no siempre sigo las mismas pautas. Puedo dedicar muchos minutos al montaje para que absolutamente todo me guste. Una vez que está claro el texto y la estructura de las frases, el ritmo lo marca la música y poco a poco se van creando las diferentes capas que acabarán conformando el sonido total del indicativo.

La mezcla

Con los colores sobre el lienzo, llega el momento de mezclar y perfilar. Hay que hacer que las voces, música y efectos no se peguen entre ellos y que nada tape a las voces. En los indicativos que produzco para radio musical joven (si el cliente no me dice lo contrario), la música va muy arriba, pero dejando espacio a la voz principal para que siempre tenga presencia y sea inteligible. Esto lo hago jugando con el headroom y una compresión multibanda en el master que me empaque los sonidos en la justa medida. También jugando con diferentes side-chain que permitan que la voz entre con fuerza sin que se note pérdida de energía en el resto de sonidos. Es importante en radio, que las voces no se vayan mucho del centro y jugar con reverbs o ecos paneados en segundo plano, manteniendo siempre la voz principal muy centrada.

Mis producciones suelen ser algo cañeras si el cliente no me pide lo contrario, pero intento que funcionen, que suenen bien en radio y que no sean fatigantes con el tiempo.

Las horas de práctica para hacer indicativos son imprescindibles. Además, nuestro gusto como productores y oyentes van cambiando (además de las tendencias) y nuestros trabajos van evolucionando. Lo que estoy haciendo este año no se parece mucho a lo que hacía el año pasado. Nuestro trabajo es una especie de arte, pero siempre estamos muy pendientes de lo que se hace fuera y de las tendencias en producción sonora que van apareciendo.

Requisitos para un indicativo de radio

Los indicativos de radio, en emisoras CHR (música contemporánea) suelen tener un lenguaje joven y dinámico. Las voces tienen que tener mucha energía. La duración de estos elementos es muy corta y toda la energía está concentrada en pocos segundos.

El sonido debe ser impactante, que llame la atención de los oyentes. También debería tener una línea sonora que acompañe al estilo musical que suele sonar en la emisora para que la continuidad de la radio sea lineal. Las colas no deben ser muy largas, que permitan una mezcla sencilla con la siguiente canción.

Los sonidos y música no deberán tapar a las voces. La presencia de la voz siempre tiene que ser lo importante y el resto de elementos simplemente acompañarán a las voces.

Si quieres saber más sobre cómo creo los indicativos, estaré encantado de hablar contigo.

Configuración de Privacidad
Cuando visita nuestro sitio web, puede almacenar información a través de su navegador de servicios específicos, generalmente en forma de cookies. Aquí puede cambiar sus preferencias de privacidad. Tenga en cuenta que bloquear algunos tipos de cookies puede afectar su experiencia en nuestro sitio web y los servicios que ofrecemos.